Te voy a platicar dos perfiles, la persona A será Alberto y la persona B será Beatriz.

 

Alberto asiste 1 vez al mes a un grupo, en donde se reúnen personas que coleccionan figuras de acción del mundo Marvel, en esta junta mensual los integrantes presumen las figuras de acción que consiguieron durante el mes, entre más extrañas sean, más alabado por sus amigos será, todos tratan de llevar algo que jamás se haya visto en ese grupo y eso puede ser una tarea difícil de alcanzar, pero todos lo intentan.

Beatriz es una ama de casa que le encanta ir a los casinos a jugar maquinitas, ella lo ve normal ya que lo hace en su tiempo libre, aunque sus hijos ya se empezaron a preocupar debido a que esta pasando demasiado tiempo en ese lugar, ella dice que el tiempo se le pasa volando, también ha llegado al punto de decirle a su esposo que necesita dinero para hacer algunos arreglos en su casa pero en realidad lo usa para ir al casino, hasta empeño su joyería para solventar ese gasto.

¿Qué notaste en las dos historias?

Tanto Alberto como Beatriz están gastando su dinero, pero de una manera diferente: Alberto para satisfacer sus necesidades de ser aceptado y pertenecer a un grupo y Beatriz gasta para poder saciar su deseo de apostar, haciendo de esto, un gusto íntimo en el que no le interesa su entorno.